INICIAR SESIÓN
Email: Contraseña:
Recordar contraseña
FORMULARIO DE REGISTRO
* Nick: * Email:
* Contraseña: * Año nacimiento:
* País: * Provincia:
Código de verificación:
Código antispam
Escuchar código Cambiar código
 
* ¿Cuál es el código?
He leído y acepto las Condiciones legales
BUSCADOR
Deporte Tipo de contenido:
Texto:


Historia de la Fórmula 1




La Fórmula 1 es largamente reconocida en todo el mundo como la "categoría máxima del automovilismo" y como uno de los eventos deportivos más importantes alrededor del globo. Desde su creación oficial en 1950 hasta la fecha, la Fórmula 1 ha congregado a millones de personas, convirtiéndose en uno de las aficiones que más adeptos comparte, luego del fútbol y otras disciplinas.


Antecedentes


Logo de la Fórmula 1
Logo de la Fórmula 1

Pero para hablar de la creación de la Fórmula 1 y de sus primeras competencias oficiales es necesario remontarnos al año 1894, periodo en el que las primeras competencias de velocidad y resistencia, tanto para automóviles como para pilotos comenzaban a asomarse en diferentes territorios europeos. Francia fue uno de los primeros países en organizar competencias que pusieran a prueba la destreza de los pilotos y el poder y la potencia de sus vehículos. La competitividad y las ganas de ser mucho más rápidos que sus rivales impulsaron a sus participantes a mejorar sus técnicas de conducción y al mismo tiempo trabajar en la estructura técnica de sus coches. El resultado se reflejó rápidamente en los circuitos de competencias, donde era normal ver coches que alcanzaban los 100 km/h, velocidades impresionantes para los tiempos que corrían.


Las primeras carreras tenían lugar en circuitos abiertos y que presentaban poca seguridad para los espectadores. La velocidad y la imprudencia no tardaron en dejar nefastos resultados, los accidentes en cada competencia dejaban victimas mortales, por lo que se buscó mejorar las normas de seguridad tanto para asistentes como para pilotos. Es así que se decidió crear circuitos cerrados, con lugares predeterminados donde el público podría observar toda la acción de la competencia. Los primeros trazados en ser utilizados fueron:

- Le Mans (Francia)
- Targa Florio (Italia)
- Kaiserpreis (Alemania)
- Dieppe (Francia)


Pero existieron otros circuitos, circuitos privados que también acompañaron los primeros pasos de la Fórmula 1 como los de Brooklands, cuya construcción finalizó en 1907 y el famoso circuito de Indianápolis, que fue inaugurado en 1909 con la primera edición de las 500 millas. Posteriormente se culminó la construcción del Autodromo Nazionale Monza en Italia, en 1922.

Con el paso de los años, todas estas competencias y el amor por la velocidad se fueron extendiendo por diferentes países del continente europeo. En Italia se celebraron nuevas carreras automovilísticas que recibieron el nombre de Gran Premio, luego de algún tiempo, países como España y Bélgica se unieron a la corriente y presentaron sus propias ediciones. Hasta ese momento, no existía una organización formal y mucho menos una reglamentación que ayude a regular el uso de vehículos y diversos elementos presentes en cada competencia. Fue antes de la Primera Guerra Mundial que se adoptó una reglamentación que trataba de uniformizar los aspectos básicos de cada prueba como por ejemplo los motores a utilizar y el peso que debería tener cada vehículo. Sin embargo, la iniciativa no recibió la aprobación esperada y únicamente algunos países decidieron adoptarla e implementarla.

Finalmente fue en 1924 que los primeros indicios de una competencia organizada y oficial salieron a la luz, luego que muchos clubes de motor decidieran formar la Asociación Internacional de Clubes de Automóviles Reconocidos o AICAR y conformarán la Comisión Internacional Deportiva que sería la encargada de regular los Grandes Premios y competencias automovilísticas que hasta el momento se celebraban.

La intención de estos organismos recién formados era única, uniformizar la participación de todos los competidores, estableciendo ciertas reglas y normas respecto al tamaño que debería tener un motor y el peso del vehículo. Por algunos años, los Grandes Premio se rigieron bajo estas normas, pero en 1928 su uso empezó a descontinuarse y surgió lo que luego sería conocido como la “Fórmula Libre", que nos presentaba ninguna limitación en los eventos celebrados. Para 1934 el número de eventos que podrían ser considerados como Grandes Premios se incremento hasta alcanzar las 18 competencias. El estallido de la Segunda Guerra Mundial, puso un freno al crecimiento de las competencias vehiculares a lo largo de Europa. La última carrera celebrada en Europa durante ese periodo fue el GP de Yugoslavia, el 1 de septiembre de 1939, luego que Alemania iniciará su invasión en suelo Polaco.

Creación de la FIA y el nacimiento de la Fórmula 1


Gran Premio de 1949
Gran Premio de 1949

Tuvieron que pasar muchos años para que las competencias sobre cuatro ruedas retomaran el camino que habían abandonado por causa de la guerra. En 1946 y con la Segunda Guerra Mundial ya finalizada, se celebraron cuatro Grandes Premios; la abandonada AICAR pasó a ser conocida como la Federación Internacional del Automovilismo (FIA) con sede en la capital francesa. No fue hasta el año 1950 que las primeras iniciativas de la FIA entraron en vigencia; la Federación uniría varios Grandes Premios a nivel del continente europeo para formar la Fórmula 1, un campeonato que uniría a los pilotos más talentosos del mundo y los enfrentaría en emocionantes pruebas de velocidad. El 13 de mayo de 1950 se dio partida a la que sería la primera competencia de Fórmula 1. El circuito de Silverstone en el Reino Unido fue testigo de tan importante hecho histórico; más de mil espectadores se dieron cita para disfrutar del espectáculo que podían ofrecer los 20 coches reunidos en el asfalto.

El ganador de aquel Gran Premio fue el italiano Giuseppe Farina que logró imponer su ritmo al de su compañero de equipo, el argentino Juan Manuel Fangio. Pocos podrían pronosticar que Fangio ganaría los campeonatos de 1951, 1954, 1955, 1956 y 1957 y se convertiría en una verdadera leyenda dentro del mundo del motor, reconocido y respetado por todos los amantes de la categoría reina del automovilismo.

Fue durante estos años gloriosos que muchos otros pilotos también dejaron su huella en la historia. El británico Stirling Moss demostró poseer una gran destreza a bordo de su monoplaza, y participó regularmente en las competencias de la época. Pese a nunca haber ganado un Gran Premio, Moss logró demostrar un talento innato para este deporte y es considerado por todos como uno de los pilotos más grandes de la historia que nunca han ganado el título.


Juan Manuel Fangio
Juan Manuel Fangio

Dentro de la parrilla de escuderías presentes durante esos daños destacaba la presencia de equipos dirigidos directamente por fabricantes de automóviles como Mercedes Benz, Ferrari, Alfa Romeo y Maserati. La mayoría (todos en realidad) tenían experiencia en este tipo de competencias, pues habían participado regularmente de los eventos previos a la Segunda Guerra Mundla. Durante las primeras ediciones de la Fórmula 1 (concretamente durante los años 1952 y 1953) se utilizaron coches de Fórmula 2, con una potencia menor en el motor y un peso reducido en la carrocería. En un principio, los motores utilizados estaban limitados a 2.5 litros, pero en 1954 Mercedes-Benz daría la sorpresa al presentar su W196, de tecnología avanzada y que incluía importantes mejoras como la inyección de combustible. Ese año y también un año después, Mercedes es coronaba campeón del Mundial de conductores. Finalmente, el trágico accidente de Le Mans en 1955, en el que perderían la vida 83 espectadores incluyendo el piloto Pierre Levegh puso fin a la participación de Mercedes. El equipo abandonaría la competencia hasta 1987.

La llegada de nuevas tecnologías

Fue a partir del año 1959 que la Fórmula 1 experimentó grandes cambios tecnológicos que potenciaron considerablemente el desempeño de sus coches. La Cooper Car Company dio el primer paso, reintroduciendo el motor central, utilizados hasta entonces en la competencias de Fórmula 3. Gracias a su potencia y velocidad, el australiano Jack Brabham no tuvo problemas con ganar los campeonatos de de 1959, 1960 y 1966, demostrando que el motor central era superior en muchos aspectos. Para 1961 la mayoría de pilotos habían migrado al uso del nuevo diseño.



Mike Hawthorn, primer británico en ganar el campeonato de Fórmula 1
Mike Hawthorn

En este periodo también empezaron a brillar grandes pilotos, como Mike Hawthorn, el primer británico en ganar un campeonato mundial. La racha ganadora del Reino Unido daría inicio con la llegada de Colin Chapman, que fundó el Lotus Team, del fabricante Lotus Cars. Los pilotos ingleses no tardaron en demostrar una hegemonía sobre el asfalto, ganando en doce ocasiones el campeonato mundial, entre 1962 y 1973. Los pilotos ingleses más reconocidos de la época fueron Jim Clark, Jackie Stewart, John Surtees, Jack Brabham, Graham Hill y Denny Hulme.



El chasis también sufrió cambios durante esta etapa de evolución. En el año 1962, Lotus mostraba su nuevo chasis monocasco fabricado en aluminio que sustituiría al clásico chasis tubular. Este hecho marcaría un avance importante en la construcción de los bólidos. Para 1968, la empresa tabacalera Imperial Tobacco hacía su entrada triunfal como primera compañía de marcas de tabaco auspiciadora de la Fórmula 1.


El concepto de la aerodinámica se fue introduciendo poco a poco en el diseño de coches. Los perfiles aerodinámicos harían su aparición en 1960 y para 1970 ya se consideraba el efecto del suelo y la fuerza de sustentación que podía ayudar a mejorar la velocidad en las curvas. La presión de las fuerzas aerodinámicas que se ejercían sobre el coche obligaron a los fabricantes a mejorar la rigidez de los muelles de la suspensión, con el objetivo de que la influencia sobre la altura del chasis respecto al suelo sea menor.


La era de Ecclestone, la Era Comercial

A partir de la década de los años 80, la Fórmula 1 tomaría un camino más comercial. De la mano de Bernie Ecclestone se reorganizarían los derechos comerciales del campeonato mundial en especiales los de transmisión televisiva. A la fecha, y gracias a Ecclestone, la Fórmula 1 es uno de los deportes que más dinero mueve a nivel mundial.



9.2

Fórmula 1:


Fans de la Fórmula 1:

Alberto Vane Camu davitus2010 Edward cortese19 omarito 1104

Fans de la Fórmula 1 » 

Valoraciones:

Alberto3
davitus20105
omarito5
Delimar5
11045

Valoraciones de la Fórmula 1 » 








© 2008 - 2017 Infodeportes
También puedes seguirnos en Twitter y Facebook