INICIAR SESIÓN
Email: Contraseña:
Recordar contraseña
FORMULARIO DE REGISTRO
* Nick: * Email:
* Contraseña: * Año nacimiento:
* País: * Provincia:
Código de verificación:
Código antispam
Escuchar código Cambiar código
 
* ¿Cuál es el código?
He leído y acepto las Condiciones legales
BUSCADOR
Deporte Tipo de contenido:
Texto:



Copa del Rey: El primer fracaso de Guardiola y la despedida del Alcorcón




La Copa del Rey fue escenario ayer de la eliminación de dos grandes equipos; el Barcelona, la mejor escuadra del mundo y un equipo que no necesita más presentaciones y el Alcorcón un pequeño club semi amateur, grande en espíritu, cuya momentánea aparición en el primer mundo del fútbol, nos recordó por algunas semanas, porque este hermoso deporte es tan apasionante. Ambos equipos se despidieron ayer de la Copa del Rey, vendiendo muy cara la derrota y con la frente muy en alto.






El Barça visitaba el Sánchez Pizjuan con la necesidad de anotarle por los menos dos goles a un Sevilla que pese a las bajas, ya había demostrado en el Nou Camp que era capaz de hacer daño y hacerlo en serio. Sin embargo, con una plantilla como la Barça (que dicho sea de paso ayer salió al campo con su mejor oncena), no eran pocos los que se animaban a presagiar una remontada del hasta ayer invencible equipo azul grana.


Aunque a priori se esperaba que fuera el equipo de Guardiola el que tomará la iniciativa, como consecuencia de sus necesidades, el Sevilla sorprendió en los primeros 15 minutos, mostrando un gran despliegue y casi encajonando en su campo a un Barcelona, que definitivamente no esperaba un inicio así por parte de su rival. Así dadas las cosas no fue extraño que las primeras ocasiones de gol fueran todas del Sevilla.


Negredo estuvo a punto de abrir el marcador de cabeza y en una acción polémica nuevamente Negredo, le robó el balón a un irresponsable Pinto que intento salir jugando del área, la pelota le que quedó a Navas y este concreto un gol, que fue anulado por una supuesta falta de Negredo contra el meta azul grana, que sinceramente yo nunca vi. Ese gol pudo haber cambiado el rumbo del partido, pero el fútbol no se construye de supuestos.


El Barça comenzó a sacudirse del dominio inicial del Sevilla y a inclinar la balanza a su favor. Ibrahimovic y Messi estuvieron a punto de dejar al Barça con ventaja en la primera mitad, pero la mala puntería del sueco y la figura del portero Palop conspirarían para que el primer tiempo acabe sin goles. Pero si la primera mitad había terminado con el Barcelona prevaleciendo, la segunda mitad fue casi un monólogo, un recital del Barcelona, que mostró su mejor fútbol.


Ni siquiera el mal estado del terreno de juego castigado por una copiosa lluvia, puedo evitar que los azul granas comenzarán a tejer y que Messi, Iniesta y compañía hicieran y deshicieran con la defensa sevillana, que no hallaba la forma de controlar los incesantes ataques del rival. Pero nuevamente la inefectividad de Ibrahimovic de cara al gol y Palop se oponían a que el Barça consiguiera el primero.


Pero tras varios intentos, apareció por fin Xavi, para abrir el marcador con un buen disparo desde la media luna del área del Sevilla, ante la inútil estirada de Palop. El Barça jugaba como nunca (o más bien como siempre) y con casi media hora más en el reloj, no parecía haber forma de que el Sevilla resistiese hasta el final sin encajar por lo menos un gol más.


Pero así sucedió, Palop se consolidó como la figura del partido y hasta el palo se coludió con los andaluces para negarle a Messi y al Barça la posibilidad de seguir extendiendo esa increíble racha de éxitos. El pitazo final llegó en el Sánchez Pizjuan, y la Copa del Rey se convierte en el primer fracaso de la era Guardiola. Sin embargo, a pesar de la eliminación, queda poco por reprocharle al Barça que se despidió ayer de la competencia con toda la clase de un verdadero campeón.


Casi a la misma hora, el Alcorcón también se despedía del torneo, no con menos dignidad que el hexa campeón. El pequeño club del sur de la capital española, verdugo del Real Madrid, se despedía de la Copa sacándole un empate de visita al Racing de Santander. Ciertamente el equipo de primera división confiado por el resultado del partido de ida (2-3) decidió enviar al campo a un equipo casi suplente. Pero no se puede desconocer la valía del Alcorcón que piso el terreno del Sardienero sin ningún complejo, dominando el partido de principio a fin, mereciendo quizás no la clasificación; pero si por lo menos la victoria.


La Copa del Rey pierde así a las que para mi gusto eran sus dos principales atracciones, una por el espectáculo que puede dar y la otra por lo heroico de su campaña. Ya sin los dos grandes de España y sin el simpático verdugo de gigantes en que se había convertido el Alcorcón, en lo personal el resto del torneo ya no me atrae mucho. El campeón debería salir entre el Sevilla y el Depor (que ayer eliminó al Valencia), que clasificaron a cuartos de final al igual que el Getafe, el Osasuna y el Celta, pero siempre pueden haber sorpresas.


Publicado en Copa del Rey
14 de Enero, 2010 (16:16H)
barcelona | sevilla | copa del rey


Comentarios:

No se han encontrado comentarios sobre esta noticia






Noticia:









© 2008 - 2019 Infodeportes
También puedes seguirnos en Twitter y Facebook