INICIAR SESIÓN
Email: Contraseña:
Recordar contraseña
FORMULARIO DE REGISTRO
* Nick: * Email:
* Contraseña: * Año nacimiento:
* País: * Provincia:
Código de verificación:
Código antispam
Escuchar código Cambiar código
 
* ¿Cuál es el código?
He leído y acepto las Condiciones legales
BUSCADOR
Deporte Tipo de contenido:
Texto:



Una derrota más para los españoles




Como se esperaba Wembley, con un lleno total, fue el escenario de una muestra de buen futbol y nula eficiencia. España salto a la cancha claramente favorita, pero esta excesiva confianza fue su peor pesadilla, ya que ahora no basta mostrar un gran espectáculo, es necesario redondearlo con un brillante resultado en el marcador, más aun si de quien se trata es nada más y nada menos que la Selección Campeona del Mundo.



El inicio fue un rotundo ataque español y una buena defensa inglesa que a toda costa quería impedir la apertura de su valla, Iniesta y Silva hicieron de las suyas con sus sucesivas llegadas, pero la falta de claridad en los pases impedía un buen perfil de Villa para conseguir el ansiado tanto, la formación planteada por Capello, un 4 – 5 – 1 fue la mejor opción para que los ingleses contuvieran la astucia de La Roja y fueran en busca de uno que otro contraataque.


La situación se tornaba en un claro monologo donde el gol era cuestión de tiempo, sin embargo el primer remate ligeramente inquietante llegó recién a los 32 minutos, por obra de David Silva, el disparo fue muy fácil para el guardameta Joe Hart que con un pequeño movimiento evitó la caída de su valla. Probablemente la presentación hubiese continuado con el mismo trámite de no ser por la soberbia intervención de un Frank Lampard que a todas luces se inspiró con la banda de capitán.



El del Chelsea tuvo que esperar al retorno del descanso para enfrentar a Casillas y vencerlo en su propio arco consiguiendo así el primero para su equipo y dejando en shock a más de uno, el estadio enmudeció, más de sorpresa que de emoción, y a partir de entonces la confianza del cuadro blanco fue creciendo, a pesar de la ausencia de Rooney que tuvo en Scott Parker el centrocampista idóneo para manejar los hilos del cuadro.


Los españoles esperaban mejorar con algunas incorporaciones, pero nada cambio, ni el entusiasmo de Cesc o los pases de Piqué consiguieron el empate, menos aún el abucheado ingreso del Niño Torres que sólo pudo acorralar a parte de la defensa pero no logro rozar siquiera la portería rival.


Publicado en Selecciones
14 de Noviembre, 2011 (18:53H)
España | Inglaterra | Lampard


Comentarios:

No se han encontrado comentarios sobre esta noticia






Noticia:









© 2008 - 2017 Infodeportes
También puedes seguirnos en Twitter y Facebook