INICIAR SESIÓN
Email: Contraseña:
Recordar contraseña
FORMULARIO DE REGISTRO
* Nick: * Email:
* Contraseña: * Año nacimiento:
* País: * Provincia:
Código de verificación:
Código antispam
Escuchar código Cambiar código
 
* ¿Cuál es el código?
He leído y acepto las Condiciones legales
BUSCADOR
Deporte Tipo de contenido:
Texto:



Un Nuevo Campeón de la Sudamericana




Una vez más un equipo sin mayores títulos internacionales hace historia y deja atrás a los grandes de siempre para coronar una campaña impecable, en esta ocasión estamos hablando de la Universidad de Chile que superó sin mayores contratiempos a la siempre complicada Liga de Quito por 3 goles a 0 y se proclamó campeón de la Copa Sudamericana, siendo este su primer trofeo internacional. El equipo mapuche salió con todo al terreno de juego y en ningún momento bajo la cabeza, estaba dispuesto a refrendar su nombre en la historia y así lo hizo, aniquiló al conjunto ecuatoriano con dos goles de Eduardo Vargas, el máximo goleador del torneo y el argentino Gustavo Lorenzetti se encargo de cerrar el marcador del título.



Tres minutos fueron más que suficientes para que la Universidad de cátedra de buen fútbol y colocara el primero de la noche ante la impávida mirada de la afición y el rival que apenas y pudieron entender lo que estaba sucediendo. Matías Rodríguez colgó un balón al área desde la derecha y tras un rebote, el balón quedó medio muerto, pero muy cerca del punto de penal y los pis de Eduardo Vargas, que nunca perdonan, abrieron el marcador con un soberbio remate. La bendita zurda del delantero conectó un disparo que entró raso por la izquierda del guardameta que nunca lo vio venir.


El vendaval azul venía dispuesto a arrasar con todo lo que estuviera a su paso es así que apenas 4 minutos después del gol, Francisco Castro se plantó en un mano a mano con el portero Alexander Domínguez que en esta ocasión si supo contener el balón y evitar la caída de su valla, pero ni esto hizo reaccionar a la Liga que se mantuvo siempre en su campo y abandono a su suerte a Hernán Barcos, quien espero una que otra pelota para intentar un ataque, que siempre resultaba infructuoso. Con el pasar del tiempo los ánimos se redijeron y la adrenalina en ambos rivales bajo considerablemente, lo que sirvió para que los ecuatorianos intentaran algunas salidas en busca de la remontada.



Sin embargo el despertar de la Liga únicamente sirvió para proponer un jugo más brusco y desleal que obligó al colegiado del encuentro a mostrar una gran cantidad de cartulinas amarillas en busca de un partido más acorde a la situación. A falta de juego de una buena posesión del balón al ras de la cancha, los ecuatorianos apostaron por los pelotazos aéreos que en nada modificaron el transcurrir del juego. Ya en el segundo tiempo, se vio una débil señal de técnica en el conjunto liguero que tuvo una que otra muestra de finura, aunque ninguna acción verdaderamente peligrosa para el guardameta Jhonny Herrera.


La U, en cambio, seguía buscando más goles y las llegadas eran cada vez más peligrosas, tan es así que a los 6 minutos de la reanudación casi se logra el segundo, pero el palo izquierdo del arco postergó la inminente caída. La impotencia de la derrota y la nula llegada del ataque hizo que los quiteños cometieran crasos errores, al punto de quedarse con 10 jugadores tras la expulsión de Jorge Guagua en el minuto 67 del partido. El defensor ecuatoriano soltó un manotazo al disputar un balón aéreo con Gustavo Lorenzetti y por ser reincidente en las acciones hostiles, árbitro no dudó y le mostró la tarjeta roja que algunos minutos después llego coronada por el gol de Lorenzetti en el minuto 79.



Vargas desbordó por la derecha y disparó casi sin ángulo. El arquero detuvo el balón, pero el rechazo cayó a las botas de Lorenzetti, que desde el borde del área chica, con suavidad, mandó la esférica al fondo de la red y gritó el segundo del partido y el del título, pues ante lo que se veía en la cancha se sabía de antemano que esta era la sanción para un cuadro que se creyó ganador antes de disputar el encuentro. Sin embargo, aún faltaba más pues cuando el choque parecía más que concluido, una vez más apareció Vargas, el mejor jugador del torneo, y diseñó la nota final del partido con un gol para el recuerdo, cuando tomó el balón en la línea de tres cuartos, burló a tres defensas que quisieron pararlo y definió con maestría ante la salida del arquero. Otorgando así el primer reconocimiento internacional para su club que bien merecido lo tiene ahora en su vitrina.


Publicado en Equipos
15 de Diciembre, 2011 (18:41H)
Universidad Catolica Chile | Liga Quito | Copa Sudamericana


Comentarios:

No se han encontrado comentarios sobre esta noticia






Noticia:









© 2008 - 2017 Infodeportes
También puedes seguirnos en Twitter y Facebook