INICIAR SESIÓN
Email: Contraseña:
Recordar contraseña
FORMULARIO DE REGISTRO
* Nick: * Email:
* Contraseña: * Año nacimiento:
* País: * Provincia:
Código de verificación:
Código antispam
Escuchar código Cambiar código
 
* ¿Cuál es el código?
He leído y acepto las Condiciones legales
BUSCADOR
Deporte Tipo de contenido:
Texto:



Egipto se quedó con la Copa Africana




La selección egipcia confirmó su reinado en África al ganar su tercera Copa Africana de Naciones de manera consecutiva. El equipo de la tierra de los faraones derrotó 1-0 a Ghana en la final, probando que cuando de enfrentamientos entre equipos africanos se trata, los egipcios son los que siempre llevan las de ganar. Egipto cerró así exitosamente, una campaña bastante complicada, en la que se topo con rivales que en varias ocasiones pusieron seriamente en peligro la permanencia de los ahora campeones en el torneo.



Escenas del partido




Tras su revancha ante Argelia en las semifinales, los egipcios llegaban a la final contra Ghana sabiendo que tenían por delante a una de las selecciones más importantes de África y que la tarea para conseguir un nuevo título no sería nada fácil. Por su lado Ghana también sabía que delante tendría a un combinado que a pesar de no tener (en el papel) grandes figuras en su plantel, colectivamente es muy eficiente; además el peso de Egipto en esta competencia es muy grande y más si se trata de una final.


Es por eso que no fue una sorpresa que ambos equipos salieran al campo de juego priorizando las precauciones en defensa, antes que intentando ir decididamente por la victoria desde el comienzo. Como consecuencia de esto, la primera etapa del partido resulto muy poco atractiva, con pocas situaciones de gol en ambos arcos y con un juego muy poco fluido, que tendía a estancarse en el medio campo, en donde la lucha por copar los espacios fue la principal preocupación de ambas escuadras.


No obstante se notó un ligero predominio de Ghana en el juego, fundamentado principalmente en el mayor potencial físico de sus jugadores. Y aunque no se puede hablar de un dominio claro de los ghaneses, creo que fueron estos los que estuvieron siempre más cerca del arco contrario. Claro Egipto ya había experimentado situaciones similares en las fases previas de este torneo, sobre todo rente a Camerún y por eso esta circunstancia tampoco resultó muy incómoda para los egipcios.


Ya en la segunda mitad, el partido se abrió un poco y las llegadas a los arcos se hicieron bastante más frecuentes, y poco a poco el predominio en la acciones de los ghaneses, se fue haciendo más notorio. Como había sucedido contra Camerún, en Egipto se hizo cada vez más evidente el agotamiento de los jugadores y por eso el equipo egipcio fue replegándose, jugando sus cartas solo al contragolpe. No obstante, el dominio de Ghana no fue para nada aplastante y realmente no se crearon muchas ocasiones de gol. Un par de tiros libres lanzados por Gyan, fueron lo más claro de los ghaneses en el primer tramo de la segunda mitad.


Entonces como ya se había hecho habitual a lo largo del torneo, el técnico egipcio decidió enviar al campo a Mohamed Nagy Geddo, un joven delantero que ya había sido providencial en partidos previos y quien se ha convertido, sin dud,a en la gran revelación y figura de esta Copa Africana. La idea era que Geddo que reemplazo a Moteab se uniera a Zidan para intentar hacer más rápidos y profundos los ataques del equipo egipcio. Sin embargo esta idea no funcionó muy bien al comienzo, pues estos dos casi nunca pudieron juntarse.


El partido parecía ya destinado a los tiempos suplementarios, pues ni uno ni otro equipo conseguían obtener la profundidad necesaria para hacer daño. No obstante, quedaba bastante claro, que si el partido se extendí; Ghana que hasta ahí había demostrado tener un mayor resto físico, tendría todas las de ganar. Egipto parece haber estado conciente de esto y en los últimos minutos, salió con mayor decisión de su campo. Entonces, con solo 5 minutos por jugarse en el tiempo regular, llegó la jugada del partidol.


Geddo y Zidan que hasta ahí habían hecho muy poco, se juntaron para abrir la defensa ghanesa con una hermosa pared que dejo al primero a tiro de gol. Geddo con la marca prácticamente encima definió con categoría poniendo la pelota en el segundo palo de la portería de Kingson, que no tuvo nada que hacer ante el disparo del egipcio. Egipto se ponía en ventaja y con tan poco tiempo por delante, el gol tenía ya sabor a victoria y a título.


En los siguientes 9 minutos, Ghana como era lógico todavía incrédula de lo que le pasaba se fue con todo en búsqueda del empate, dejando grandes espacios atrás, que no pudieron ser aprovechados por el equipo egipcio, en el que el agotamiento se notaba cada vez más. Ghana tuvo entonces un par de ocasiones claras de igualar el marcador, pero los nervios y la falta de puntería, no ayudaron a los ghaneses a conseguir la hazaña.


El pitazo final declaró a Egipto campeón africano una vez más y desató la alegría en la hinchada egipcia. Para muchos este es el final, para una gran generación egipcia que le regalo 3 títulos de África a su país. No obstante, la deuda de esta generación y la del fútbol egipcio en general seguirá siendo el mundial. Y es que es difícil entender porque el país que parece tener mayor peso futbolístico en África (en torneos continentales de clubes y selecciones), tiene tan poca presencia en los mundiales. Pero ese es otro tema, ahora solo queda felicitar a los egipcios por su nuevo logró y esperar a ver si en algún momento el fútbol egipcio puede trascender más allá de los confines de África.


Publicado en Copa Africana de Naciones
2 de Febrero, 2010 (1:00H)
egipto | campeon | africa


Comentarios:

No se han encontrado comentarios sobre esta noticia






Noticia:









© 2008 - 2018 Infodeportes
También puedes seguirnos en Twitter y Facebook