INICIAR SESIÓN
Email: Contraseña:
Recordar contraseña
FORMULARIO DE REGISTRO
* Nick: * Email:
* Contraseña: * Año nacimiento:
* País: * Provincia:
Código de verificación:
Código antispam
Escuchar código Cambiar código
 
* ¿Cuál es el código?
He leído y acepto las Condiciones legales
BUSCADOR
Deporte Tipo de contenido:
Texto:



Una insípida Holanda vence 2-0 a Dinamarca





En un debut mundialista sin mucho brillo, la selección holandesa derrotó a Dinamarca por 2 goles contra cero, en un cotejo del grupo E celebrado en el Soccer City Stadium y arbitrado por el francés Stephane Lannoy. Se cumplió el favoritismo, pero no de la forma esperada, pues no fue una “Naranja Mecánica” avasalladora y contundente. Más bien mostró poco juego, algo inesperado en un equipo con tanta historia en el máximo torneo del deporte rey.



Con una Holanda sin su máxima figura Arjen Robben, y una Dinamarca que también tienen algunos importantes elementos lesionados, como Bendtner (máxima estrella de la “dinamita roja”), Jensen y Tomasson; se esperaba que las ausencias sean suplidas con más solidez, pero no fue así. El mítico Johan Cruyff observó con gesto adusto el partido desde su palco, lo que es un buen resumen del cotejo: una victoria con lo justo, que no entusiasma. La única analogía con el gran equipo de los 70’ fue el constante espíritu ofensivo, que comenzó a mostrarse en los pies de Van der Vaart. Sneijder tuvo un buen partido, aunque sin mucha presencia.



El primer tiempo terminó con empate sin goles, ya que el primer tanto llegaría apenas comenzada la segunda mitad. Van Persie, al que le llegaron pocos balones, pateó un centro desde la izquierda que el defensor danés Simon Poulsen tuvo la desgracia de despejar mal y darle en la espalda a su compañero Agger, y el balón tras el choque se coló en propia portería.


Tras el gol, Holanda se replegó y decidió aprovechar el posible cambio de juego del rival (dejando más espacios), por lo cual hizo entrar al ágil Eljero Elia, que le dio nuevos aires al cuadro “oranje”. El jugador del Hamburgo aportó velocidad, verticalidad y sorpresa, justamente de lo que escaseaba su equipo hasta ese momento.



Otra entrada determinante en el conjunto tulipán fue el de Afellay. Entre ambos jóvenes, hicieron extrañar un poco menos al gran ausente Robben (pero en realidad la falta del extremo zurdo fue muy notoria en casi todo el encuentro). Justamente Elia generó el segundo tanto, tras sutilmente mandar el balón al arco contrario, pero tras el choque con el poste, Dirt Kuit se encargó de concretarlo.


Fue un resultado algo engañoso, con un primer tiempo para el olvido de parte de Holanda, pero lo más probable es que la escuadra “oranje” vaya de menos a más en el torneo. La buena noticia es que existe la probabilidad de que Robben esté presente en el próximo partido de su selección, con lo que el juego de los Países Bajos mejorará sustancialmente, si es que el actual Bayern de Múnich está inspirado, y su fragilidad haya sido superada.





Comentarios:

No se han encontrado comentarios sobre esta noticia






Noticia:









© 2008 - 2018 Infodeportes
También puedes seguirnos en Twitter y Facebook