INICIAR SESIÓN
Email: Contraseña:
Recordar contraseña
FORMULARIO DE REGISTRO
* Nick: * Email:
* Contraseña: * Año nacimiento:
* País: * Provincia:
Código de verificación:
Código antispam
Escuchar código Cambiar código
 
* ¿Cuál es el código?
He leído y acepto las Condiciones legales
BUSCADOR
Deporte Tipo de contenido:
Texto:



Alemania aplasta por 4 a 1 a Inglaterra, con polémica incluída





Los partidos del domingo 27 concitaron la atención de los aficionados al fútbol mundial, al ofrecer dos encuentros de alto nivel, entre Inglaterra- Alemania, y Argentina-México. Y fue en ambos cotejos de octavos de final que pudimos ser testigos de la trascendencia de los errores arbitrales, graves en ambos partidos.



El encuentro más esperado, sin duda fue el disputado entre dos potencias europeas del balompié: Inglaterra y Alemania. Los ojos del mundo estaban puestos en este partido, del que nadie hubiera podido adivinar el resultado final: 4-1 a favor de Alemania, aunque en medio de gran polémica que entrará en la historia de los mundiales. Con dos equipos muy poderosos en la cancha, el triunfo podía ser para cualquiera, pero nadie contaba con el escandaloso fallo del juez de línea y el árbitro Jorge Larrionda, que no dieron por válido un gol absolutamente legítimo de Frank Lampard, que hubiera significado el empate a dos goles.



Con un altísimo nivel, ambas selecciones salieron a dar el todo por el todo en el Estadio Bloemfontain, con una alineación inglesa igual a la que ganó el pase a octavos de final el 23 de junio, mientras que en Alemania el DT Joachim Löw recuperó a los lesionados Bastian Schweinsteiger y Jerome Boateng, así como Miroslav Klose en la punta. Con un equipo joven, los germanos mostraban un gran aplomo, frente a una Inglaterra más rápida.



En el minuto 23 Miroslav Klose marcó el primer gol, batiendo a ‘Calamity’ James luego de ganarle al defensa Upson en el forcejeo. El delantero ya tiene 12 goles en los mundiales, igual que Pelé. Luego del gol de la 'Mannschaft', ambos equipos entraron en un reñido cuerpo a cuerpo, si bien los británicos llevaron la peor parte. En el 32’ Podolski recibió un balón de Müller, y batió a David James. El encuentro parecía sentenciado, pero faltaba bastante más por ver.



En el minuto 32 el capitán Gerrard centró al área alemana, y sería el zaguero central Upson (jugador del West Ham) quien anotaría el primero para “El equipo de la Rosa”, con un cabezazo que superó al meta Neuer, que salió mal. Pero solo un minuto después se produjo la jugada más polémica del mundial, cuando Frank Lampard sacó un espectacular zapatazo que dio en el larguero, para que el balón se adentre medio metro al arco alemán y (dando botes) salir nuevamente, siendo rápidamente tomado por el portero Neuer. El tanto fue clarísimo, pero el colegiado Larrionda (uruguayo) y el line-man fueron los únicos que no lo vieron. Alemania recibía una lejana compensación por el gol fantasma que, 44 años antes, el inglés Geoff Hurst le marcó en la prórroga de la final de 1966, cuando Inglaterra ganó en Wembley su único título.



El partido se retomó con una audaz Inglaterra, pero la apuesta de los ‘pross’ los dio por perdedores. De un contragolpe, Schweinsteiger sirvió a Müller, que fusiló al limitado James en el 70’. El mismo Müller anotó en menos de tres minutos, y el marcador no se movería, quedando para la posteridad como una histórica paliza a un grande, pero sobre todo como una especie de sentencia de “justicia divina” para Alemania, que se vengó de 1966.





Comentarios:

No se han encontrado comentarios sobre esta noticia






Noticia:









© 2008 - 2018 Infodeportes
También puedes seguirnos en Twitter y Facebook