INICIAR SESIÓN
Email: Contraseña:
Recordar contraseña
FORMULARIO DE REGISTRO
* Nick: * Email:
* Contraseña: * Año nacimiento:
* País: * Provincia:
Código de verificación:
Código antispam
Escuchar código Cambiar código
 
* ¿Cuál es el código?
He leído y acepto las Condiciones legales
BUSCADOR
Deporte Tipo de contenido:
Texto:



El Madrid y el Barça quieren encontrarse de nuevo





El Real Madrid ya tiene un pie y medio en la final de la Copa del Rey, al haber superado al Sevilla en semis. El artífice de la victoria merengue no fue otro que Karim Benzema, quien dio muestra de su talento al marcar un golazo luego de quebrar a los defensas y portero. Otro hecho muy resaltante fue el posible empate del Sevilla, a través de un disparo de Luis Fabiano que fue interceptado por Albiol no sabemos si detrás de la línea de meta o un poco antes. Dicha circunstancia habría significado el 1-1, y como era previsible ya ha desatado la polémica.


Luego del intenso ambiente previo que se vivía a este partido, sabíamos que sería un vistoso espectáculo. Vimos un juego fuerte, con patadas y una hinchada sevillana ferverosa en el Ramón Sánchez Pizjuán. Aunque la superioridad fue claramente del Madrid, y prácticamente la polémica del gol de Luis Fabiano fue la única clara del Sevilla, pese a los esfuerzos de Kanouté. Mourinho apostó nuevamente por un trivote, con Khedira, Xabi Alonso y Lass en el mediocampo, de los que por supuesto el primero fue el de mejor rendimiento.



El tanto de Benzema llegó tempranamente, en el minuto 17. Marcó el que quizá sea su mejor gol en el club de la siguiente forma: partiendo de una pared aparentemente intrascendente con Özil por banda derecha, fue para adelante acelerando con decisión, para luego tumbarse a los zagueros Alexis (al que le rompió la cintura con una frenada) y Escudé (al que sacó del camino con un recorte), superando con facilidad al portero Palop; de pierna izquierda. Fue significativo el gesto de ir a celebrarlo con Mourinho, como diciendo “Aunque Adebayor haya llegado, no me olvides”.


Después, la segunda parte del encuentro fue de trámite, y el Real Madrid solo aceleraba la marcha en alguna oportunidad de contragolpe. Tuvieron chances de ampliar la ventaja, pero ni Cristiano, Özil o Negredo acertaron. Pero no importa, el Madrid está muy cerca de una épica final con el Barcelona, y eso es lo importante.



En el otro choque por semifinales de la Copa del Rey, el Barça superó por cinco goles contra cero al Almería. Nuevamente el conjunto de Guardiola golea rotundamente. Aunque no fue el 8-0 que propinaron a los andaluces en Liga, no deja de ser un marcador muy amplio. Ah, y Messi anotó un nuevo hat-trick. Ya no causa ni sorpresa.


El equipo culé recurrió a todas sus figuras, exceptuando a Valdés por Pinto, a Busquets por Mascherano y Dani Alves por Adriano. Apenas a los 9 minutos, Messi puso el primero. Dos minutos después David Villa marcó el suyo, y a los 15 la ‘Pulga’ puso el 3-0. Y por si quedaban dudas, todavía dentro del primer tiempo Pedro se hizo presente con el cuarto tanto.



Xavi Hernández dio una gran cantidad de asistencias, comandando el mediocampo culé como solamente él sabe. También hay que mencionar que el portero Esteban fue un aliado para los intereses barcelonistas, especialmente en los dos primeros goles. En el tiempo complementario, el Almería salió más decidido a no recibir el quinto que a marcar el primero, pero ni siquiera en eso tuvo suerte.


Con un pase de Lionel Messi, Keita completó la manita, y terminó de sentenciar esta semifinal. Ya todo parece confirmado, de no ocurrir un imprevisto extraordinario; tendremos una final de infarto entre el Real Madrid y el Barcelona.




Comentarios:

No se han encontrado comentarios sobre esta noticia






Noticia:









© 2008 - 2018 Infodeportes
También puedes seguirnos en Twitter y Facebook